| Menú noticias | Página principal

MARITIMO DE VALENCIA EN DISTRITO22.- GUIA DE ACTIVIDADES, EMPRESAS Y SERVICIOS

Consumibles baratos en masink.com

MASINK

 

Madrid

 
 

SUFRÍA CÁNCER DE PÁNCREAS

Muere Rocío Jurado en su casa de Madrid

Su hermano ha contado que Rocío murió ‘como quería’, ‘muy tranquila’ y rodeada de sus familiares

Actualizado jueves 01/06/2006 07:16 (CET)
ELMUNDO.ES

MADRID.- Rocío Jurado ha fallecido a las 05.15 en su domicilio a los 61 años. La cantante había recibido el alta hospitalaria el 8 de abril, tras haber estado ingresada en los hospitales Montepríncipe de Madrid y MD Anderson de Houston. En estos momentos sus familiares velan el cadáver. Según TVE, su capilla ardiente se abrirá esta mañana en el Centro Cultural de la Villa de Madrid.

Su hermano, Amador Mohedano, ha contado que Rocío murió ‘como quería’, ‘muy tranquila’ y rodeada de sus familiares

En los últimos días había cundido el desánimo y un profundo abatimiento en la familia de la cantante cuya vida se estaba extinguiendo lentamente. Hace dos días, por primera vez, su médico personal, Alejandro Domingo pasó la noche con ella. Luego señaló que Rocío Jurado se encontraba en un coma "más profundo".

Tras pasar más de tres meses en centros médicos, la cantante regresó a su casa de La Moraleja (Madrid), el 8 de abril. Sentada en el asiento delantero de un coche, abandonó el Hospital Montepríncipe visiblemente deteriorada y saludando a los periodistas y seguidores que aguardaban a las puertas del centro. Le acompañaba su esposo, el torero José Ortega Cano.

Ese mismo día, el equipo médico que la había tratado aseguraba que la tonadillera recibía el alta porque se había recuperado del cuadro de insuficiencia hepática que había sufridfo unos días antes y que había hecho temer por su vida. Añadían que se había registrado una mejoría en su estado general de salud".

Junto a ella, estuvieron en sus últimos momentos su esposo, el torero José Ortega Cano, sus hermanos Amador y Gloria Mohedano, y su hija mayor, Rocío Carrasco. Además, estaba atendida por dos enfermeras especializadas y en su dormitorio se había habilitado todo lo necesario para que siguiese el tratamiento prescrito por los doctores.

La artista, nacida en Chipiona (Cádiz) en 1944, se ganó el apelativo de ‘La más grande’ por su voz prodigiosa, que amasaba sin estridencias flamenco y copla, su carácter arrollador, su teatralidad sobre el escenario y ante las cámaras y su intensa vida.

Fue en 2004 cuando a Rocío Jurado le fue diagnosticado el cáncer de páncreas que ha acabado con su vida. El 30 de julio de ese año, la cantante ingresó en la clínica Montepríncipe de Madrid, donde tres días más tarde fue intervenida durante nueve horas. El 20 de agosto, recibió el alta, y el 17 de septiembre convocó una rueda de prensa en su casa para hacer pública su enfermedad.

Peregrinación a Houston
Desde aquel momento, la tonadillera viajó en diversas ocasiones a la prestigiosa clínica Anderson de Houston para tratarse de su enfermedad. La última fue el pasado mes de enero. El día 24, la chipionera volvía a ser intervenida quirúrgicamente en el hospital estadounidense por molestias en el abdomen, sin que la familia aclarara si se trataba de una operación programada o con carácter urgente.

Durante el proceso, la cantante también fue sometida a una pequeña cirugía para corregirle un problema en una arteria que le causaba fuertes dolores abdominales.

Tras la operación, sin embargo, sufrió una fuerte reacción alérgica un medicamento que la obligó a ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en dos ocasiones y retrasar su regreso a España. La complicación, mezclada con una infección, alargó su estancia durante dos meses. Por fin, el 23 de marzo fue dada de alta en Houston y la cantante pudo volver a España.

El 24 de marzo, Rocío Jurado llegó a Madrid en un avión privado medicalizado propiedad de un amigo de la familia. José Ortega Cano y su hija mayor, Rocío Carrasco, la acompañaron en las 12 horas de vuelo. A su llegada al aeródromo militar de Torrejón, fue trasladada directamente en una UVI móvil a la clínica Montepríncipe. Allí permaneció 15 días antes de recibir el alta

El cáncer de páncreas es uno de los tumores más difíciles de controlar. Sólo se puede curar cuando se ha detectado en una etapa temprana. En ciertos casos, cuando el tumor se ha extendido, la operación es imposible y el cáncer es mortal. No obstante, incluso con la cirugía, el porcentaje de curación es inferior al 50%.

 

 

C/. Joanot Martorell, 1 - 1º - Pta: 2 - 46740 - CARCAIXENT - (VALENCIA)

Tel. 629 74 21 54

© distrito22.com 1999-2012