MARITIMO DE VALENCIA EN DISTRITO22.- GUIA DE ACTIVIDADES, EMPRESAS Y SERVICIOS

Página principal del distrito22 del Maritimo de Valencia

 

TELMO ZARRA

EN RECUERDO »»»

Telmo Zarra, autor del gol en 1950 a la 'pérfida Albión'

TEXTO DE FERNANDO LLAMAS DEL PERIODICO 

El mítico gol de Zarra a Inglaterra en 1950.
(Foto: EFE)

El futbolista Telmo Zarra, uno de los mejores de la historia en España, falleció el 24 de febrero a los 85 años en su domicilio. La muerte del que fuera jugador del Athletic de Bilbao, famoso por su gol con la selección española ante Inglaterra en la Copa del Mundo de 1950, es una gran pérdida para el deporte español.

Quienes conocieron a Telmo Zarra le apreciaron sobre todo por su nobleza, su humildad y su modestia. Nació en Asúa (Vizcaya) el 20 de enero de 1921 -séptimo de diez hermanos- y murió en Bilbao el 23 de febrero de 2006 como mito del fútbol español, en el que reinó como goleador en las décadas de los 40 y los 50. El Ahtletic fue su único club en la máxima categoría, donde marcó una época inigualada. En sus 16 años de rojiblanco, jugó 352 partidos y marcó 334 goles. Un título de Liga y cuatro de Copa adornan su historial de goleador nato, con seis trofeos de máximo goleador. Terminó su carrera en el Baracaldo, de Segunda División, en la temporada 1955-56.

Palmarés aparte, Telmo Zarronaindia, simplemente Zarra, vivió 85 años de gloria y no sólo por su fútbol y sus goles. En realidad, aunque hizo de este deporte su vida a los 13 años y, seis años más tarde (1940), su profesión. Quien lo trató con mayor o menor intensidad valora a Zarra por su carácter abierto y una modestia infinita, la que le llevó a reconocer, al menos en la intimidad de una mesa bien surtida, que su gol a Williams ante Inglaterra en el Mundial de Brasil (estadio de Maracaná, 1950) lo metió "con el tobillo". Una versión en nada similar a la contada in situ por Matías Prats, la voz del deporte en aquellos años, que convirtió a Zarra en icono nacional español que derrumbó a la 'pérfida Albión' con un colosal remate.

Muchos años después, también dejó el sello de su carácter durante los Premios Nacionales del Deporte, una de las primeras ediciones presididas por el nuevo rey Juan Carlos I. Zarra lo había tenido sobre sus rodillas en las horas previas de un encuentro internacional en Lisboa, en los primeros años 40. El jefe de protocolo debía de andar despistado y Zarra permanecía, entre el resto de los premiados, en un segundo plano. No pretendía la foto con Su Majestad, pero finalmente fue presentado al monarca, que lo abrazó con verdadero afecto, sin duda recordando los buenos momentos que el ariete del Athletic le habría hecho pasar en sus años mozos.

Hasta el último día de su vida, Zarra vivió orgulloso de la habilidad goleadora con la que le dotó su naturaleza, pero jamás presumió del fútbol que salía de sus botas. Al contrario, reconoció sus carencias técnicas sin sonrojo durante su trayectoria y después del último partido. Hasta el punto que, en su retirada, 1956, y siempre que se lo preguntaron después, afirmó que le había llegado la hora del adiós cuando al fin había aprendido a jugar "algo" al fútbol. Que, hasta entonces, sólo había sabido meter goles de cabeza.

Su vida fueron los goles. Goles con el Athletic, con la selección... Sus promedios entre dianas y partidos o minutos disputados permanecen aún inigualados. Lógicamente, la compañía de Iriondo, Venancio, Panizo y Gainza, con quienes formó la delantera más productiva en la historia del Athletic, hizo mucho en su favor. Y en la selección, aunque le supera Isidro Lángara (17 goles en 12 partidos), se sostiene en la segunda posición de la tabla de goleadores con 20 tantos en 20 encuentros.

 

C/. Joanot Martorell, 1 - 1º - Pta: 2 - 46740 - CARCAIXENT - (VALENCIA)

Tel. 629 74 21 54

© distrito22.com 1999-2012